Los Leones y Leader Dog

De izquierda a derecha: William Joyce con
“Neitzie,” Earl Morrey con “Baron,”
Dr. Glenn Wheeler con “Hilda,” y
Paul Brown con “Van”.

Todo comenzó con “400 dólares y un manojo de ideas” - Donald P. Schuur. De modo bastante literal, Leader Dogs for the Blind no existiría si no fuera por la Asociación Internacional de Clubes de Leones. Tras comenzar con el apoyo de un solo club, ahora LDB recibe el apoyo de Clubes de Leones de todo el mundo. Todo comenzó en 1938 (si pensó en 1939, siga leyendo), cuando Charles A. Nutting, Donald P. Schurr y S.A. Dodge se organizaron para que el Club de Leones del área residencial de Detroit abriera una escuela para entrenar perros guía para los ciegos. Fueron motivados por el Dr. Glenn Wheeler, un compañero León cuyos intentos por ser aceptado en The Seeing Eye fueron infructíferos. Los primeros alumnos fueron alojados en el Park Avenue Hotel de Detroit y se graduaron en el otoño de 1938. Tres Clubes de Leones de Detroit hicieron un concurso entre todos los clubes para encontrar un nuevo nombre para su emprendimiento. Se sugirieron más de 500 nombres desde todas partes del mundo. El nombre ganador, “Lions Leader”, lo presentó el Club de Leones de Coulterville, Illinois. El local alquilado en 1939 alojó a más de 12.000 participantes hasta su demolición en 2003.



El local alquilado en 1939 alojó a
12.000 alumnos hasta su democión en 2003.

El 4 de abril de 1939 (aquí es cuando entra el 1939), la Fundación Lions Leader Dog se inscribió como organización sin fines de lucro de Michigan. En mayo de 1939, la fundación alquiló una pequeña granja en Rochester, Michigan, para su nuevo emprendimiento. Con 50 dólares se pudo alquilar una granja residencial para los alumnos y el personal, un granero para los perros y un garaje. El 8 de octubre de 1939 se graduó la primera clase oficial de la Fundación Lions Leader Dog. El costo de graduar a un participante y un perro era de 600 dólares. Al poco tiempo de la inscripción, la Junta Directiva Internacional de Leones solicitó que quitáramos la palabra “Lions” (Leones) de nuestro nombre porque no habían sancionado su apoyo oficial a la organización. De modo que el 15 de junio de 1940, se hizo oficial el nombre “Leader Dog League for the Blind”. El resto de la década de 1940 trajo continuo crecimiento para la escuela y un aumento en la participación de Clubes de Leones locales y nacionales. El apoyo llegó mediante donaciones, identificando alumnos potenciales y haciendo correr la voz acerca del trabajo y la misión de Leader Dog.

Muchos recuerdan a Pock por su dedicación
a Leader Dog, a los Leones y por su inseparable pipa.
Aquí aparece con su perro “Shane”.

La década de 1950 le dio la bienvenida a la primera Semana de Leader Dog (del 3 al 9 de diciembre de 1950) en Michigan, según la proclamó el Gobernador G. Mennen Williams. Recibimos un nuevo director ejecutivo en 1951, Harold “Pock” Pocklington. Pock había estado en nuestro Consejo Directivo desde 1948 tras haber visitado Leader Dog como gobernador electo del distrito. Permaneció en Leader Dog hasta su muerte en 1986. Nuestros lazos con los Leones a nivel internacional comenzó a fortalecerse en 1953, cuando S.A. Dodge sirvió como presidente de Leones Internacionales, poniendo a LDB en el nivel más alto posible de los Clubes de Leones, y en 1958 cuando Melvin Jones, fundador del leonismo, dio a LDB su respaldo personal formal. La década de 1960 trajo un crecimiento continuo a LDB en términos de cantidad de alumnos graduados, perros entrenados y disponibilidad de personal. En 1967, el presidente de Leones Internacionales, Jorge Bird, de Puerto Rico comenzó a participar con LDB cuando trajo a un soldado español, Francisco A. García, que había quedado ciego por la explosión de un proyectil, para que obtuviera un perro. Hasta ese momento, los Leones no habían podido establecerse en España debido que el General Franco no estaba interesado en tener asociaciones internacionales en su país. Sin embargo, cuando el soldado regresó a España los medios se interesaron mucho por él, lo cual lo trajo a la atención del General Franco. Cuando el Presidente Bird finalmente pudo acceder a una audiencia con Franco, recibió la autorización para que los Leones se establecieran en España. En dicho encuentro, el General Franco reconoció a los Leones como el grupo que “le dio un perro a alguien en Barcelona”. La asociación de los Leones de España y Leader Dog continúa hasta el día de hoy. Más adelante en esa década, el 10 de mayo de 1968, Leader Dog recibió permiso de Leones Internacionales para usar el emblema de los Leones.

La estatua de los Leones fue trasladada
a las instalaciones del centro de Rochester
durante una de las muchas renovaciones
de nuestras instalaciones.

En 1972 se conmemoró el apoyo continuo de los Leones a Leader Dog con la inauguración de un León de tamaño real al campus de Rochester Hills. La estatua de 2.200 libras fue instalada por los Leones de Shelby Township y fue diseñada y construida por Gan Jacobsen (quien fue parte del Consejo Directivo de Leader Dog por mucho tiempo). Durante dicha década, Pock, que aún servía como director ejecutivo de LDB, fue electo dos veces como miembro de la Junta de Leones Internacional (1974-75, 1978-79). A lo largo de las décadas de 1980 y 1990 y bien entrado el sigo XXI, los Leones han sido la columna vertebral de Leader Dog. Los Clubes de Leones de todo el mundo han seguido apoyándonos a nosotros y nuestros alumnos económicamente, han traído a nuestra puerta a miles de personas con impedimentos visuales y han seguido sirviendo en nuestro Consejo Directivo. Son criadores de cachorros, voluntarios, familias para perros de reproducción y mucho más. Muchos de aquellos que reciben los servicios de LDB se han convertido en Leones tras experimentar su apoyo y misión de primera mano. Hasta este día, la misión de los Leones, “nosotros servimos”, está en perfecta armonía con la misión de Leader Dog de mejorar la calidad de vida de personas que son ciegas o con impedimentos visuales.